Los pueblos de la provincia de Ávila, y la propia ciudad recogen grandes leyendas y mitos que han pasado de generación en generación, convirtiéndose en parte del bagaje cultural de nuestra tierra. Si hace una semana te llevábamos de ruta con la figura de Isabel la Católica, hoy te llevamos de ruta por alguna de sus leyendas. Misterio e historia para hacerte sentir parte de la experiencia abulense.

Ruta por las leyendas de la provincia de Ávila

Castillo de Manqueospese o Aunqueospese

En primer lugar, viajamos hasta Mironcillo. En esta población del Valle Amblés y Sierra de Ávila, se encuentra el Castillo de Manquospese o Aunqueospese, que cuenta con una interesante leyenda detrás.

Leyendas Ávila Castillo de Manqueospese o Aunqueospese

Los primeros indicios de la existencia de un bastión defensivo en el lugar se remontan al siglo XI, cuando el avance de la Reconquista obliga a los señores de los reinos cristianos a establecer líneas de defensa con fortificaciones comunicadas visualmente. Definitivamente se asentaría en el siglo XIV.

Según la leyenda, el castillo lo mandó construir don Raimundo para comunicarse con su amada doña Guiomar, encerrada en el balcón que corona la puerta del Rastro, en Ávila, dada la prohibición del padre de ésta de que la pareja continuase con sus amoríos.

Cuentan que Don Raimundo, ante el encierro por parte del padre, de Guiomar, exlamó «la veré manqueospese » o «la veré aunqueospese«.  Por ello, mandó construir un castillo en el cerro más alto de Mironcillo para poder seguir contemplando a su amada Guiomar.

Jimena Blázquez

Llegamos hasta Ávila, para conocer la leyenda de Jimena Blázquez.

Cuentan que en una ocasión en que la guarnición armada que defendía Ávila hubo de salir hacia el puerto de Menga, los moros, al quedar la ciudad sin defensa, decidieron atacar. Tras la partida del ejército, los abulenses, habían nombrando gobernadora a Jimena Blázquez, mujer del alcalde. La víspera del ataque, al llegar noticias del avance del ejército moro y sin tiempo de pedir auxilio, Jimena reunió a todas las mujeres, las vistió de soldados, y con teas encendidas las mandó ocupar las almenas de la muralla, tocar las trompetas y gritar como si fueran guerreros. Los moros al ver ésto se retiraron, creyendo que habían quedado soldados en la ciudad. Desde entonces las mujeres abulenses tuvieron el privilegio de participar en las reuniones del Ayuntamiento.

Leyendas Ávila Jimena Blázquez

El Castillo de La Triste Condesa

Si viajamos hasta Arenas de San Pedro, encontramos otra leyenda que gira en torno a un castillo, el de La Triste Condesa.

En 1422 la familia Pimentel, era la propietaria del castillo. El Conde de Benavente, padre de la familia, regaló el castillo a su hija Doña Juana de Pimentel en su matrimonio con Don Álvaro de Luna en 1432. Un año después del enlace, el Rey Juan II condenó a muerte a Don Álvaro de Luna, y Doña Juana de Pimentel se encerró en el castillo desde 1433 hasta su muerte.

Dicen que Doña Juana firmaba como ‘La Triste Condesa’, y por eso, el castillo comenzó a llamarse de dicha forma desde su encierro.

Leyendas Ávila El Castillo de La Triste Condesa

La Santa Barbada

La última parada de esta ruta, nos lleva hasta Cardeñosa.

En 1547 había en la población una doncella muy bella, Paula, quien era la hija de un aldeano.

Para subsistir acudía a diario a la ciudad para vender las verduras que ella misma cosechaba. Y como el camino que utilizaba desembocaba en la ermita de San Segundo, aprovechaba para rezar ya que era profundamente religiosa.

Un joven caballero había quedado prendado de Paula e insistentemente, intentaba acercarse a ella, requiriéndola, a lo que la joven respondía siempre con negativas. Un día el caballero, le cerró el paso con su cabalgadura. Ella echó a correr y se escondió en la ermita de San Lázaro donde pidió a Dios que «le diese alguna fealdad en el rostro». Al momento de su cara empezó a brotar una barba, como si de un hombre se tratara. Gracias a esto, el caballero no reconoció a Paula. Desde entonces, se conoció a Paula como Santa Paula Barbada.

Leyendas Ávila La Santa Barbada

Historias, mitos, leyendas…,  Ávila respira bagaje histórico y cultural por los cuatro costados. Pero esto es solo un botón de todo lo que puedes conocer y aprender en nuestra tierra. Mantente conectado a nuestro blog, Twitter y Facebooky recuerda…

#ÁvilaTeToca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*